Nuestro Blog

El 1 de Agosto fue el día del Sobregiro Ecológico, o Earth Overshoot Day.

¿De qué se trata y qué podemos hacer al respecto?

Vamos a suponer la siguiente situación, su hermano/a le llegó a pedir ayuda porque se acaba de dar cuenta que está gastando un 170% de lo que gana, sí, 1.7 veces lo que esta recibiendo por su salario. ¿Usted qué haría? Está endeudado, no puede evitar gastar, ¡y la tarjeta de crédito está cada día peor! 

Bueno, pues es evidente que se merecería un buen regaño y ordenada de cuentas porque a este ritmo se va a reventar, se le acabó la vida crediticia, hay que ordenar las cuentas y arreglar el problema, porque esto es INSOSTENIBLE. 

Pues le tengo la noticia del día: Usted, yo y los otros 7.5 billones de humanos estamos viviendo de crédito de las próximas generaciones desde hoy hasta que se acabe el año, es decir, ¡usted está viviendo a expensas de sus hijos, nietos y demás! Por cada litro que usted consuma de agua está dejando a su hijo sin un litro de agua que le pertenecía a él. Eso no suena muy bien, ¿no? 

Da hasta pena pensarlo, pero nos está pasando a todos los humanos; a partir de hoy estamos consumiendo más de lo que la tierra puede producir. De acuerdo a la Red Global de la Huella Ecológica, el 1 de agosto es el día en que comenzamos a consumir más de lo que la tierra puede soportar que consumamos en un año. Así, sencillo, estamos consumiendo un 70% más de lo que puede aguantar. Necesitamos 1,7 planetas para poder consumir como lo estamos haciendo, pero hay un pequeño problema: no hay de dónde sacar otro planeta para seguir consumiendo, o por lo menos hasta que la NASA logre colonizar Marte y lograr una atmósfera en la que podamos sobrevivir, es decir, falta un tiempito. Pero lo más paradójico del asunto es que los países que son y serán más afectados son los que menos tienen la culpa, pues si viviéramos como viven en EEUU se necesitarían 5 planetas para suplir nuestras necesidades, mientras que si viviéramos como se vive en India se necesitaría el  70% del planeta. Pues claro, esto está relacionado a qué tan desarrollado es el país; a mayor “desarrollo”, mayor impacto ambiental. Este tema se empezó a evidenciar desde 1970, pues previo a esto el mundo era capaz de sostener el impacto del ser humano, y esa mezcla entre exceso de población y desarrollo humano llevó a este desbalance. La pregunta entonces es, ¿deberíamos detener este desarrollo para proteger el Medio Ambiente?

Pues bueno, ese es exactamente el punto que tocamos día a día: el desarrollo no tiene que ser negativo para el Medio Ambiente, por lo menos no tanto. Por el momento, inspirados en William McDonough y Michael Braumgart, famosos autores de “Cradle to Cradle”, pensamos que todo es cuestión de diseño. Si pensamos que hacemos parte de un sistema de conexiones entre seres vivos e inertes interdependientes, podemos diseñar nuestro habitar pensando en el de los demás, y como siempre se dice, esto es un problema de todos y la única forma de poder solucionarlo es por medio de la empatía con nuestros “roommates” de planeta, de respetar y compartir con los demás un mejor planeta. Bueno y, ¿cómo?

Dentro de las recomendaciones que se hacen, una de las más importantes es la de construir sosteniblemente, y sí, efectivamente estamos convencidos y hemos logrado que edificios de la mayor calidad consuman un 70% menos de agua y un 50% menos de energía, que tengan contenidos reciclados mayores al 30% y que materiales regionales en un 70%, todo eso nos lleva a pensar que definitivamente ¡se puede! Estos proyectos además ya no cuestan más pero sí valen mas, mejoran el acceso al mercado y la productividad o calidad de vida de sus ocupantes; son soluciones reales y factibles. 

Como dicen Michael Bloomberg y Carl Pope en el recomendadísimo “Climate of Hope”, dejemos de pensar que esto es un problema que tendrán que afrontar las próximas generaciones, arreglemos esto ya, es solo cuestión de pensarlo. Ni siquiera es cuestión de incomodarnos y “devolvernos a las cuevas” -como dicen muchas personas que se quedaron en los 70s-, esto es crear un mejor mundo, uno en el que las enfermedades respiratorias sean cada vez menos, en el que los colegios no contengan materiales tóxicos en sus paredes, que re-usemos materiales y que en sí, podamos habitar mejor entre nosotros y con el resto del planeta. 

La buena noticia es que lo estamos cambiando, en los últimos años se ha moderado ligeramente la curva, todo este tipo de iniciativas han tenido su impacto positivo y gracias a eso hemos estabilizado un poco el deterioro, ahora necesitamos REDUCIRLO y ojalá algún día podamos erradicarlo. Es un gran reto, pero si unimos fuerzas lo podemos hacer, la pregunta final sería ¿podremos unirnos?

Cada año que pasa, el día del sobregiro ambiental llega más temprano. Esto indica que nos estamos gastando los recursos del año antes de que la tierra sea capaz de producirlos.

Imagen tomada de: https://mahb.stanford.edu/whats-happening/2017-earth-overshoot-day-august-2nd/

Día del sobregiro mundial por países.

Tomada de: https://www.overshootday.org/newsroom/country-overshoot-days/

 

Compartir
Facebook
Twitter
Instagram