Nuestro Blog

El pasado mes de junio, el Congreso Colombiano aprobó la Ley 1901, mediante la cual se crean y reconocen las empresas de Beneficio e Interés Colectivo – BIC.

Este nuevo tipo de sociedad comercial tiene como interés promover la creación y el reconocimiento de todas las empresas que usan el poder del mercado para solucionar problemas ambientales y sociales, actuando de acuerdo a los principios de la economía circular.
En muchos casos, las Empresas BIC son confundidas como Empresas B pues podría decirse que tienen la misma finalidad; sin embargo, no son exactamente lo mismo. Las Empresas B son certificadas a nivel internacional después de una verificación minuciosa de diferentes parámetros de sostenibilidad integral por parte de un tercero el cual evalúa sus impactos sociales y ambientales; mientras que, por otro lado, las Empresas de Beneficio e Interés Colectivo – BIC hasta ahora son solo el reconocimiento normativo por parte del Estado de las empresas que tienen como propósito no solo generar valor, sino también impactar positivamente el medio ambiente y la sociedad.
A pesar de que Colombia es el primer país de la comunidad en aprobar una Ley que da un reconocimiento normativo a las empresas con triple impacto, sin necesidad de estar certificadas por un ente internacional, actualmente América Latina ya cuenta con más de 350 Empresas B. Esto marca un avance, pues demuestra que el movimiento de las Empresas B ha crecido hasta volverse una característica que el mercado solicita a la hora de identificar las empresas, y con las cuales quieren verse relacionados.
La creación de este nuevo tipo de sociedad genera importantes beneficios para las empresas tales como una mejora en su valor reputacional frente al mercado, lo cual les da una ventaja competitiva. Adicionalmente, instituciones financieras como bancas y fondos de inversión valoran este tipo de reconocimientos como activos intangibles, lo cual les permite a estas empresas beneficiarse de diferentes medios de financiación e inversión. Por añadidura, se espera que el Gobierno incentive la creación de más Empresas BIC por medio de beneficios tributarios, como se ha hecho previamente en países que las reconocen normativamente, como Estados Unidos.
Sin duda, este cambio en legislación llega en un buen momento a Colombia, donde ya existen más de 50 Empresas B certificadas, lo que refleja un gran compromiso por parte del gremio empresarial en cuanto al desarrollo sostenible del país, y al cual el Gobierno cada vez le da más importancia para el cumplimiento de los Objetivos en Desarrollo Sostenible al 2030.

Compartir
Facebook
Twitter
Instagram