Nuestro Blog

Solucionando el problema de desabastecimiento de la EAB, optimizando el uso de agua potable de los ciudadanos

 Por Diego Felipe Prada

En los últimos días se hizo público el comunicado de la EAB en el que se da a conocer que en el 2019 la demanda de agua será mayor que la oferta a falta de nuevas obras; la alerta la levantó Diego Laserna1 por medio de su blog en El Tiempo, en el que se da a entender que en caso de presentarse retrasos en la construcción de las obras o si existe algún fenómeno climático que reduzca la oferta de agua potable, Bogotá no tendría agua suficiente para sus habitantes. De la misma forma Superservicios alertó2 hace más de dos años la misma situación, aclarando que la solución estaba en optimizar la infraestructura existente y que el Acueducto tenía pleno conocimiento sobre el plan a seguir.

Adicionalmente, Laserna profundiza en su documento sobre posibles soluciones a la provisión de agua, cálculos para los próximos años, y sobre algunos problemas encontrados en las estimaciones, dejando una alarma puesta y la responsabilidad de darle a Bogotá una oferta de agua suficiente para los próximos años en manos de las entidades distritales y sus constructores, quedando a merced de estas personas, como si fuera una religión. Pero ¿y si hubiera más para hacer?

Como empresa, en Green Factory tenemos el objetivo de enseñar a optimizar el uso de los recursos naturales y por eso este tema nos cae como anillo al dedo. A través de los últimos años hemos conseguido por medio de nuestra labor de consultoría en proyectos de construcción la reducción sustancial del consumo de agua, y sabemos que, si los proyectos en Bogotá usaran de un 40 a un 70% menos agua que un proyecto convencional, este tipo de problemas de abastecimiento de agua no serían tan urgentes. Si observamos este tema en otros lugares del mundo, vemos que en los países más desarrollados se fomentan las buenas prácticas para la reducción en el consumo de agua potable, otorgándoles incentivos claros a los usuarios, pues al disminuir la necesidad de proveer agua potable se reduce la urgencia de construcción de nuevas obras y por lo tanto, en lugar de estar invirtiendo constantemente en nuevas construcciones, se invertiría un porcentaje menor en incentivos para la optimización en el uso del agua, y de esta manera todo el mundo gana: la ciudad invierte menos, el ciudadano gasta menos y por lo tanto paga menos y finalmente el Medio Ambiente se ve sometido a menos presión en el gasto indiscriminado de este recurso. Aunque sí existen programas de este tipo en Bogotá, estos no son claros ni masivos y los incentivos son inciertos, y por eso no es una práctica común; pero cuando se estudia la pertinencia y el retorno de estas inversiones se hace claro que vale la pena hacerlo, aún sin incentivos, y que los esfuerzos no son tan exigentes.

Así que, yendo al grano, hablemos de lo que nos ha funcionado y en qué proporción para que Ud. lector pueda aprovechar esta información y reducir su consumo.

Lo primero que se debe hacer es pensar en qué instalaciones sanitarias consumen agua: el sanitario, orinal, lavamanos y ducha, por ejemplo. Si se cambian estas instalaciones por unas eficientes puede estar ahorrando cerca de un 30% en el consumo de agua potable, y además, en este momento los artículos ahorradores de agua se consiguen en cualquier proveedor por casi el mismo precio. Si se le pone cuidado a la ducha, solo en 10 minutos de ducha puede estar gastando cerca de 80 litros de agua, lo suficiente para llenar 40 botellas de gaseosa 2L; ¡imagínese gastarse eso todos los días y multiplicarlo por 8 millones de habitantes!

Otra estrategia importante resulta muy sencilla: si en Bogotá tenemos un alto nivel de precipitación, ¿por qué no usamos este recurso para proveer usos que no necesitan de agua potable, tales como limpieza de zonas exteriores o riego? Esta es una estrategia de muy bajo costo, aunque si quiere ir más allá, ¿qué tal recolectarla, almacenarla y usarla en sanitarios u orinales? Finalmente, en esta época que enfrenta el planeta, resulta un “crimen” usar agua potable para transportar nuestras emisiones corporales; es un tema sencillo que en promedio ayuda a ahorrar a un edificio entre un 15-20% del consumo de agua potable anualmente. Y por otro lado, si ya está almacenando, ¿por qué no recircular las aguas que vienen de los lavamanos o las duchas? Finalmente estas sólo contienen jabones (eso espera uno para la mayoría de los casos, sin que falte el cochinito) pero con un tratamiento muy sencillo puede llegar a ahorrarse otro 10-15% de consumo solo por reutilizar este tipo de agua en usos que no requieren de agua potable.

Con estas estrategias sencillas, lógicas y de un excelente retorno de inversión (menos de 2 años3) puede estar ahorrando cerca de un 70% en el consumo de agua. Cada uno actúa en la medida de sus posibilidades, sin embargo sabemos que es difícil cuando se está en un edificio ya construido. Pero, ¿y si va a su junta de copropietarios y propone algo tan interesante como esto? Seguro que a todo el mundo le interesará ahorrarse hasta el 70% de un gasto mensual.

Por último, no se olvide que la responsabilidad no recae exclusivamente en la infraestructura, también es gran parte actitud y ganas de cambio, pues ahorrar agua potable por políticas personales siempre va a ayudar. Por ejemplo, bañarse máximo en 5 minutos, no dejar la grifería abierta cuando se está lavando los dientes o los platos, usar más el orinal que el sanitario (en el caso de los hombres), colocar una botella plástica con agua en el tanque del sanitario, o todas las demás cosas que seguro ha visto por ahí. Estas prácticas le van a ahorrar un buen dinero y usted hará una gran obra por el planeta. ¡Acuérdese que de toda el agua que hay en el mundo menos del 2% es potable, que 1 de cada 6 personas en el mundo no tiene agua potable y que su ciudad se va a quedar sin agua si usted no actúa! Todo está al alcance de nuestras manos, no le dejemos este tema a la fe.

  

Referencias

  • “En 2019, el Acueducto no sería suficiente para abastecer de agua a Bogotá”: Superservicios

https://www.elespectador.com/noticias/bogota/2019-el-acueducto-no-seria-suficiente-abastecer-de-agua-articulo-604537

 

  • “Aproveche el 2018 porque Bogotá tiene agua hasta 2019 y a usted no le han dicho nada”

http://blogs.eltiempo.com/Combo-2600/2018/01/09/aproveche-2018-bogota-agua-2019-usted-no-le-dicho-nada/

 

  • “ Caso de Negocio de la Construcción Sostenible en Colombia”, Consejo Colombiano de Construcción Sostenible.

https://es.slideshare.net/pmedinacccs/resumen-ejecutivo-caso-de-negocio-para-la-construccion-sostenible-en-colombia-para-usos-comerciales

Compartir
Facebook
Twitter
Instagram